Forofas

Revista de prensa

30 de mayo de 2017

Arantxa Sánchez Vicario

Se abre un nuevo frente judicial contra Arantxa Sánchez Vicario

 

Arantxa Sánchez Vicario (45) vuelve a estar en el ojo del huracán y no precisamente por un asunto deportivo. La extenista ha recibido una querella por parte del Banco de Luxemburgo por un presunto delito de alzamiento de bienes, demanda que ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona. En el escrito presentado por la entidad bancaria también se implica al marido de la deportista, Josep Santacana, y a varias empresas de este. Debido a que el matrimonio reside en la ciudad estadounidense de Miami declararán por videoconferencia.

 

Maltrato después del maltrato

 

Después de que tres mujeres hayan sido asesinadas en sólo 24 horas, asociaciones y familiares aseguran sentirse «desprotegidos» y solicitan ayuda psicológica, pisos para casos de urgencia y orfandad, entre otras cosas. Es el caso de la madre de Eliana, asesinada el pasado 12 de mayo, que pide que sus nietos puedan vivir con ella.

 

La violencia machista se desboca en un año. Las 28 mujeres asesinadas por sus parejas o ex compañeros este año supone un incremento de un 47% respecto al mismo periodo de 2016

 

Un total de 28 mujeres han sido asesinadas por su pareja o ex pareja hasta mayo, lo que supone un aumento del 47% respecto al mismo periodo de 2016, una lacra que también se ha llevado por delante la vida de cinco niños, cifra que quintuplica a la de un año antes. El asesinato de tres mujeres a manos de sus parejas este fin de semana, dos en la Comunidad de Madrid y una en Murcia, eleva el número de muertas por violencia machista en 2017 a 28, nueve más que las registradas a finales de mayo de 2016 (uno de los casos aún está en investigación). En cuanto a los menores asesinados por el compañero o ex compañero sentimental de su madre, entre enero y mayo han muerto cinco niños, cuatro más que en el mismo periodo de 2016. Además, esta lacra ha dejado a 12 niños huérfanos en sólo cinco meses.

 

La mujer que quiere cambiar el mundo con el ecodiseño

 

Leyla Acaroglu lleva siempre una mochila a cuestas de color negro. Y viste, sobre todo, con ropas negras. Pero el mensaje que predica esta gurú de la sostenibilidad a la que Naciones Unidas ha distinguido con el título de Campeona de la Tierra 2016 en la categoría de Ciencia e Innovación es cualquier cosa menos negro. Es posible cambiar las cosas, es posible que una sola persona, con un gesto, pueda promover el cambio hacia un mundo mejor, más sostenible y más humano. Eso es lo que repite, allí adonde va, esta ecodiseñadora y socióloga australiana que un día cayó en la cuenta de lo poderoso que puede ser el ser humano a la hora de modificar la sociedad en la que vivimos. Así que decidió usar el diseño como arma en esa batalla incruenta.

 

La joven LunaDangelis, la nueva princesa de la cita madrileña por 'Crea tus sueños', novela de fantasía con ecos de manga y videojuegos

 

Una de las autoras que más ha firmado el primer fin de semana en la Feria del Libro de Madrid ha sido una mallorquina de 27 años con una novela juvenil de fantasía, que nos habla sobre la lucha por nuestros sueños. LunaDangelis se ha impuesto a muchos de los escritores consagrados y a rostros televisivos, como Christian Gálvez, a cantantes como Ismael Serrano o a fenómenos juveniles, como Blue Jeans.

 

Hidalgo pide prohibir un festival que impide la entrada a los blancos. La alcaldesa de París condena un evento «afrofeminista» por su carácter racista.

 

La alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, quiere prohibir Nyansapo, un festival que debe celebrarse a finales de julio en la capital francesa y que ha despertado las iras de la Liga contra el Racismo y el Antisemitismo (Licra) a causa de su presunto racismo antiblanco. Se trata de un festival «afrofeminista», como lo definen sus organizadores, el colectivo Mwasi, que niega las acusaciones que les hacen de ser racistas. Y van más allá: niegan también el hecho de que exista ese racismo antiblanco, y denuncian que se «señale con el dedo el comunitarismo de los grupos cuyo objetivo principal es luchar contra la opresión, pero no la de evocar el comunitarismo dominante, el de los blancos, que les permite conservar su posición dominante en la sociedad».

 

Ángela Vallvey: «Puedes cometer otros excesos, pero si eres cursi estás muerto». Acaba de recibir el Premio Barcarola 2016 de poesía que concede la prestigiosa revista.

 

Acaba de recoger el premio Barcarola de poesía, aunque el fallo del jurado se produjo en 2016. Así ocurre cada año con los galardones que concede esta prestigiosa revista literaria, que son entregados en el Salón de Plenos del Antiguo Ayuntamiento de Albacete. Ángela Vallvey resultó la ganadora con «Epidemia de Fuego». Novelista, escritora y periodista colaboradora de LA RAZÓN, en todas estas facetas ha recibido galardones, pero reconoce que la poesía es para ella «algo muy importante y especial». Su libro es un poemario que, a su vez, está dividido en otros tres: «Diario de un parado», «Tengo un jardín salvaje» y «El código secreto».

 

Cuando la fábula es un antídoto contra el cinismo. Susana Tamaro regresa con un cuento espiritual y anuncia: «Solo escribiré para niños».

 

Opina Susanna Tamaro que el mundo es más hostil para los niños del siglo XXI de lo que era en los tiempos en que esta triestina del 57 creció. Y eso que, recuerda, en aquella ciudad de confín y «sin raíces», con la memoria de la II Guerra Mundial muy reciente, «había un clima de miedo, de muerte, de angustia». Pero aún existían la naturaleza y los libros, aquellos cuentos de Andersen que supusieron su primer contacto con la fábula, «un mundo poético que hacía hablar a los objetos». Ahora, Tamaro, que se dio a conocer internacionalmente con el «best-seller» «Donde el corazón te lleve» (1994), quiere hablar de tú a tú a los niños de hoy y a los adultos que conservan la capacidad de maravillarse y leer entre líneas con «La tigresa y el acróbata» (Seix Barral), una fábula espiritual y filosófica que narra el encuentro entre una tigresa («yo soy ella») nacida en la taiga y un hombre. Hoy más que nunca, considera, es necesario volver al símbolo, a la alegoría: «La fábula tiene un papel de resistencia en este mundo cínico, materialista y cada vez más pobre en humanidad e intensidad. Nos relaciona con la humanidad profunda y es un antídoto contra el cinismo y la superficialidad. Yo, de hecho, escribo para acabar con el cinismo».