Forofas

Revista de prensa

28 de mayo de 2017

Luísa Sobral

Luísa Sobral: “Para nosotros Eurovisión fue una victoria de los dos”. Tiene 29 años y una vida ligada a la música. La hermana de Salvador Sobral compuso la canción ganadora del festival

 

Esta joven de sobrado talento que atraviesa con determinación la cafetería hasta llegar a mi mesa adorna estos días muchas de las marquesinas que recorren la Avenida da Liberdade. Aparece en una gran foto abrazada a su hermano Salvador para el que compuso la eurovisiva Amar pelos dois, una de esas canciones que se instalan en la memoria del público a los pocos días de ver la luz. En junio sale en España su último disco, Luisa, donde cohabitan preciosas canciones en portugués, francés e inglés, con ecos de Bob Dylan o Joni Mitchell, que se podrán escuchar en directo el 24 de julio en el Teatro Real de Madrid. Pequeñas historias interpretadas por esta peculiar voz que no cabe confundir con ninguna otra.

 

Consuelo Flecha: «Los lobbies masculinos siguen existiendo; los vemos en las empresas y la política»

 

El Ayuntamiento de Sevilla entregará el próximo martes a la catedrática de Historia de la Educación Consuelo Flecha García (Bilbao, 1948), licenciada en Filosofía y Letras en la rama de Pedagogía, la medalla de la ciudad por su aportación a la igualdad de género. Autora o coautora de más de 200 libros y artículos, Consuelo es miembro de numerosos comités científicos de revistas nacionales e internacionales. Además, ha recibido el premio CEU Fernando III a la Innovación Educativa y el premio Meridiana de la Junta por sus iniciativas en favor del desarrollo de valores para la igualdad entre jóvenes. A sus 69 años continúa impartiendo clases en la Facultad de Educación de la Universidad Hispalense, donde el caso de tres profesoras acosadas sexualmente por el decano ha sido noticia a nivel nacional. «Ha sido un mazazo, es algo -reconoce- que nos ha llenado de estupor y vergüenza. Que pase algo así es algo impensable en cualquier espacio pero aún más en una facultad de Educación»

 

El PSOE lleva al Congreso el "calvario" de la sargento del Seprona

 

El caso de la sargento primero del Seprona de la Guardia Civil de Sevilla, que responde a las inciales M.S., ha llegado al Congreso de los Diputados, donde la diputada socialista Zaida Cantera ha efectuado varias preguntas parlamentarias relacionadas con este asunto. La sargento primero denunció unas presuntas irregularidades en su unidad, que derivaron en una investigación judicial que terminó siendo archivada. Una vez acabada esta investigación, fue cambiada de destino y destinada a las conducciones de presos en Madrid. A día de hoy, la suboficial sigue fuera del Seprona, pese a que cuenta con una sentencia judicial que ordena su reincorporación inmediata.

 

El supremacista blanco mata a dos hombres por defender a unas musulmanas en un tren

 

Los habitantes de la ciudad de Portland, en Estados Unidos, no han ocultado su indignación por la muerte de dos hombres que intentaron defender a dos jóvenes de un sujeto que las atacó verbalmente, supuestamente por ser musulmanas.

 

Danzas a través del tiempo y una coreografía del aforismo femenino

 

La Feria del Libro de Sevilla tiene propuestas inesperadas. En una jornada se pueden descubrir páginas disfrazadas de danza de entreguerras y flamenco en antiguos cafés cantantes que luego se convierten en escenario de aforismos con voces de mujer. Baile y voces poéticas que aguardan su momento dentro de dos sugerentes libros: «Historia de la Danza. Siglo XX» (Mahali Ediciones) y «Bajo el signo de Atenea. Diez aforistas de hoy» (Renacimiento).

 

El inseminador global y sus 100 hijos. El médico Jan Karbaat nunca admitió haber usado su propio esperma. "Jugó con las mujeres. No creo que le importara", dice una de sus posibles descendientes, que le conoció

 

“No se preocupe; ahora mismo traigo semen fresco´”, decía Jan Karbaat, el médico de Róterdam famoso porque se dedicó en secreto a inseminar a decenas de mujeres que acudían a su clínica de fertilidad con su propio esperma, a las clientas que no conseguían quedarse embarazadas. Segundos después, eran inseminadas con la mezcla definitiva. “Mi madre me dijo que hubo dos intentos fallidos de fertilización. El tercero acertó y supongo que fue con su semen, porque él sabía que era muy fértil. En privado, acabó teniendo 22 hijos reconocidos de cuatro o cinco parejas”, dice Moniek Wassenaar, de 36 años, psiquiatra de profesión y una de los posibles descendientes del doctor. En uno de los momentos más vulnerables de sus vidas, y convencidas de que utilizaría muestras de un donante anónimo, las futuras madres no preguntaron nada. Confiaron en las prácticas de un doctor reputado, con clínica propia y buenos resultados. Un hombre sano, inteligente, bien parecido, rubio y de ojos claros. El candidato ideal, en suma, si no fuera porque cada una de ellas había escogido distintos tipos de padre biológico para sus hijos.