Forofas

Revista de prensa

27 de mayo de 2017

Reina Sofía

40 años de la Fundación Reina Sofía: Doña Sofía lleva 40 años ayudando a los más necesitados a través de la fundación que lleva su nombre, lo que le ha valido incluso la nominación al Nobel

 

Seguramente su infancia en el exilio marcó su compromiso con los más débiles. Desde pequeña sintió interés por las cuestiones humanitarias, por eso cuando se vio princesa de los españoles, y reina después, uno de sus primeros objetivos fue tender una mano a los desfavorecidos. Su intención de desarrollar una entidad propia de ayuda la convirtió en realidad al poco de llegar al trono. Fue en 1977 cuando Doña Sofía, utilizando fondos propios, creó una fundación con su nombre con fines de asistencia social, cultural y educativa.

 

Las investigaciones dirigidas por mujeres, discriminadas en Astronomía

 

Vera Rubin, la astrónoma que puso patas arriba la ley de la gravedad de Newton con el descubrimiento de la materia oscura, murió el año pasado sin haber recibido nunca el premio Nobel de Física. Desde que se entregara el primer galardón en 1901 hasta ahora, la Real Academia de las Ciencias de Suecia sólo se lo ha otorgado a dos mujeres en esta categoría: Marie Curie en 1903 y Maria Goeppert-Mayer en 1963. De las 589 personas a las que se les ha concedido el premio en el área de la Física, la Química, la Fisiología o la Medicina, sólo 17 son mujeres.

 

Una madrileña busca por Facebook a su gemela, a la que dieron por muerta al nacer

 

Nati siempre supo que nació gemela. Fue en abril de 1978, pero su hermana murió a los cinco días. Eso es lo que siempre le contaron en su casa, porque era lo que les habían contado los médicos a sus padres. Pero nadie vio el cuerpo de la pequeña María antes de enterrarla y Nati creció aferrada a eso, queriendo creer que - quién sabe- a lo mejor tenía una hermana gemela por el mundo. Después de haber pasado por registros, archivos e incluso tribunales, Nati llamó hace unos días a la última puerta que se le ocurría para intentar despejar de una vez la duda: Facebook. Y se encontró a miles y miles de personas de todo el mundo dispuestas a ayudarla.

 

Casi diez años de prisión por intentar matar a su ex mujer por segunda vez en La Rinconada

 

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado este viernes a J. R. H. a nueve años y once meses de prisión por haber tratado de asesinar a su ex mujer en La Rinconada. Además han impuesto una prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de la víctima J. O. M. durante los próximos quince años.

 

La viuda valiente. Es justo recordar figuras como las de Miriam Gómez o Rita Lambrosse, esposas de Guillermo Cabrera Infante y Witold Gombrowicz, a las que debemos agradecimiento por tomar decisiones osadas a veces contra sus propios intereses

 

La institución del matrimonio, después de haber nutrido de grandes obras maestras el teatro, la novela y, más modernamente, la poesía, prolonga el dramatismo y la intriga cuando los escritores dejan, además de un legado, cónyuges. Se habla ahora bastante de viudas cicateras o mangoneadoras, quizá por la sencilla razón numérica de que hay más hombres escritores célebres que mujeres, algo que cambiará en poco tiempo. Mientras llega el momento de hablar con la apropiada normalidad de los malos viudos, es justo recordar que familiares y allegados los ha habido siempre, desde que el libro es libro, y a no pocos les debemos un eterno agradecimiento. La reina de las solteras, Emily Dickinson, tuvo una hermana, Lavinia, y una sobrina, Martha, que le hicieron justicia póstuma sin cortapisa ni avaricia, mientras que albaceas muy próximos como los de Lord Byron quemaron, en la chimenea de su editor John Murray, las 400 páginas de las Memoriasdel poeta. La cuestión permanente es el cómo guardar y administrar, el destruir o sacar a la luz con integridad lo que cualquier humano que escribe no ha roto antes de morir.

 

Susana Griso: "Entiendo que la gente pida una consulta en Cataluña"

 

A primera vista/ La Griso es la menor de siete hermanos, aquella familia de Barcelona con mucho público, esta periodista numerosa: tanto escuchaba la más pequeña que alcanzó grandes audiencias. / Susanna se escribe con dos enes: de normal y de noticia. / De lunes a viernes sale en televisión y este sábado, en la pantalla de esta web / La periodista ha cumplido diez años en Antena 3 con su programa, que es ese espejo público y deformante sobre España donde nos reflejamos todos. / Valle-Inclán diría que es guapa, catódica y sentimental. Aquí acaba de libro.

 

María Teresa León, a la injusta sombra de Alberti. José Luis Ferris firma uno de los lanzamientos más esperados de la temporada, la primera biografía completa de una de las figuras clave de la Generación del 27, una autora que sacrificó su propia obra por el amor del hombre que escribió «Sobre los ángeles».





María Teresa León fue una de loss grandes nombres de la Generación del 27, pero su figura y su obra quedaron injustamente eclipsadas por el aura de Rafael Alberti ,quien fue su compañero durante casi medio siglo. José Luis Ferris rescata ahora a la gran escritora en «Palabras contra el olvido. Vida y obra de María Teresa León (1903-1988)», un libro que edita la Fundación José Manuel Lara y que se alzó recientemente con el último Premio Antonio Domínguez Ortiz de Biografías. Poderosamente documentado, el trabajo de Ferris dibuja el retrato de una mujer que representa algunos de los pasajes más tristes de la historia de España en el siglo pasado, como la Guerra Civil y el exilio. El biógrafo, en declaraciones a este diario, explicó que la idea de adentrarse en la vida de la autora de «Memoria de la melancolía» venía de lejos. «Hace quince años que publiqué la biografía de Miguel Hernández. A partir de ahí surgieron muchos personajes asociados a él. Empecé interesándome por las mujeres silenciadas del 27, como Maruja Mallo, a la que dediqué una biografía. Dentro de ese grupo está María Teresa León y, salvo algún libro colectivo aparecido en 2003 con motivo de su centenario, no había mucho más. 

 

Reveladas las cartas escondidas de Juan Ramón y Zenobia

 

Él podía parecer un triste empecinado con una única dote: su genialidad poética. Esa habilidad, sublime y cartuja, para Juan Ramón Jiménez iba más allá de la falta de empleo fijo y la pobreza. Ella, en cambio, se revelaba como una mujer adelantada a su tiempo: alegre, coqueta, políglota, amante de los coches, con chispa para los negocios y atraída por el empeño de un hombre a quien toda su familia (de ella) despreciaba. Daba lo mismo qué pensaran. Junto a Juan Ramón, Zenobia Camprubí adivinó un destino insólito.

 

Teresa Mañueco. Vicepresidenta de Dircom y directora de comunicación de Cepsa: "La gestión de crisis no se improvisa"