Forofas

Revista de prensa

15 de junio de 2017

Björk

La artista islandesa Björk abre el festival Sónar por partida triple: exposición de realidad virtual, una charla y una sesión de DJ

 

Apareció Björk vestida como una lolita gótica, como si en vez de inaugurar y bendecir la edición número 24 de Sónar en Barcelona se estuviera paseando por el barrio tokiota de Akihabara: tradición y modernidad, a imagen y semejanza de su música. No dejó nada al azar: zapatos de plataforma plateada que reflejaban brillos, velo blanco con una especie de gorguera quevedesca, falda de dama victoriana con más arquivoltas que la catedral de San Pablo y camisa roja con chorreras: no era un outfit tan espectacular como aquel del cisne que llevó a los Oscar, pero sólo con ese cuidado detalle la artista islandesa dejó claro que no va a renunciar a su lado extravagante.

 

Thalía Olszewski: "Soy hija única y no quería que mi apellido se perdiera"

 

Aún convaleciente del parto, Thalía Olszewski tuvo que ir al Registro Civil con su marido, Óscar Calero, para inscribir a su primera hija como ellos querían. Esto es, con el apellido de ella en primer lugar. Era el año 2013 y no les bastó con una autorización firmada, sino que les dijeron que debían acudir los dos al Registro en un plazo 30 días. "Teníamos claro, desde mucho antes de tener niños [tienen dos hijas], que les pondríamos mi apellido primero", explica a EL MUNDO Thalía. "Mi padre murió, soy hija única y el Olszewski, que es de origen polaco aunque nosotros somos españoles, se iba a perder. Era un homenaje a mi padre y a Óscar le pareció bien", esgrime como razón. Cuando la familia de él se enteró hizo "algún comentario", pero "sin más".

 

Drogas, tatuajes de jena y ritos funerarios para las niñas-bomba. La secta yihadista Boko Haram sabe que no hay mayor antídoto contra el radicalismo que la educación. De ahí que secuestren a los pequeños en los colegios y les preparen para matar. Las niñas tienen la 'fortuna' de escoger: casarse con un militante o hacerse explotar en un mercado

 

Cualquier día de clase puede ser el último. Más allá del lago acecha el enemigo, que sueña con niños-bomba reventando las escuelas y cerrándolas para siempre. A pesar de ese riesgo, el problema en el Lago Chad no es ir al colegio, el problema es dejar de ir. Boko Haram sabe que no hay mayor antídoto contra el radicalismo que la educación, ni mejor medicina contra la miseria que el conocimiento. Un profesor motivado, una pizarra y un grupo de niños componen su temida criptonita. El precio de mantener viva esa lucha es muy alto. Supone intentar proteger a decenas de miles de niños a diario, además de alimentarlos y proporcionarles un material escolar del que carecen. El riesgo lo explica Hassan, de 14 años, que estuvo un año secuestrado por Boko Haram en una isla del Lago Chad hasta que consiguió escapar. No le resulta fácil hablar sobre sentimientos o emociones y se comunica en voz baja, pero describe aquello que vivió con detalles precisos: "A todos nos hicieron un tatuaje [una especie de código de barras] que significa que les perteneces. Además, los militantes preguntaban a las recién secuestradas si querían casarse con ellos. Los comandantes tienen varias esposas, pero quieren más. Las chicas están atemorizadas y muchas dicen que sí, pero otras son valientes y se niegan. A ellas nadie las fuerza. Sólo les cambian el color de la abaya (la túnica islámica femenina) para distinguirlas de todas las demás".

 

“Me puso el cuchillo en el hombro y me dijo: ‘¿Cómo quieres morir?”. Kasia, a quien su ex pareja asestó 12 puñaladas hace un año, ha decidido dar un paso al frente: "No quiero vivir con miedo"

 

Las palabras de Kasia, de 45 años, resuenan en el salón de su casa de Navacerrada, donde decenas de libros comparten estanterías con las fotografías de sus dos hijas adolescentes, de 14 y 15. Aquí, a solo unos metros del dormitorio donde su ex marido se le acercó por la espalda y le asestó 12 puñaladas; rememora el día —era un lunes, recuerda— en el que se convirtió en "superviviente" de la violencia machista. Una lacra que dejó 44 mujeres asesinadas el pasado año y que este 2017 suma ya 28. El último caso sucedió esta misma semana: el martes en Las Gabias (Granada), donde un hombre de 51 años mató de un disparo a su pareja.

 

Muere Anita Pallenberg, la ‘rolling stone’ femenina

 

Anita Pallenberg, encarnación del espíritu iconoclasta de los sesenta y supernumeraria de los Rolling Stones, falleció ayer martes en Londres. Tenía 73 años y una salud frágil, con secuelas de la hepatitis C y serios problemas de cadera. Se desconocen las causas exactas de su muerte, anunciada por su amiga Stella Schnabel. Permítanme un recuerdo generacional. En 1969, se estrenó en España El rebelde, una película del cineasta alemán Volker Schlöndorff sobre Michael Kholhaas, legendario insurrecto medieval. Se corrió la voz de que salía Keith Richards como extra y allí acudimos en tropel (háganse cargo: en pleno franquismo, resultaba inconcebible que los Rolling Stones actuaran en nuestro país). Así que fuimos a verla una y otra vez. Y salimos enamorados de Anita Pallenberg.

 

Muere Ernestina Herrera de Noble, la mujer más poderosa de Argentina, dueña de Clarín

 

Vivió lo suficiente para ver a todos sus enemigos derrotados. Ernestina Herrera de Noble, la dueña de Clarín, la mujer más poderosa de Argentina, falleció el miércoles a los 92 años con todas las batallas importantes de su vida ganadas. Vio caer a su rival más fuerte, Cristina Fernández de Kirchner, que inició con su marido, Néstor, una guerra a muerte con el Grupo Clarín que marcó toda la política argentina y que finalmente ganó sin discusión la empresaria. Vio vencer a su gran aliado, Mauricio Macri, y con él logró que Clarín lograra pasar su última frontera: la telefonía móvil. El grupo mediático más importante del país, con una influencia capaz de hacer caer gobiernos, ya tenía el principal diario, la televisión más importante, la radio más escuchada, la plataforma de televisión por cable e internet más popular. Ahora llega el teléfono.