Forofas

Las niñas de la cantera del Valencia seguirán pagando pese a que los niños van gratis

800 euros de cuota

«Se va a valorar más el mérito que la cuenta bancaria». La frase sonó con fuerza en el acto de Centenario del Valencia CF como un mensaje claro del ideario que quiere transmitir el presidente del club, Anil Murthy, a las todas las generaciones valencianistas. La política ha sido aplicada a la cantera de Paterna.

El club decidió anular el pasado mes de marzo, según el diario Ledvante,  la escuela de fútbol base de pago para la temporada que viene para centrar sus esfuerzos en la Academia, integrada por futbolistas que no pagan, pero cuentan con verdaderas posibilidades de progresar. La decisión, sin embargo, ha dejado fuera al fútbol base femenino. Las niñas continuarán pasando por caja: han de seguir abonando los 800 euros de cuota (900 si se paga a plazos), lo que ha sido denunciado por algunos padres como una «clara muestra de discriminación de género». 

La medida de separar el criterio de pago entre la sección masculina y la femenina tiene una justificación para el Valencia CF. Al final, viene a decir el club, es el primer equipo de hombres el generador de los millones que mantiene la gran infraestructura de la sociedad de Mestalla. Eliminar los ingresos en los niños es una estrategia enfocada, defiende el Valencia, a impulsar la cantera a modo de centro de alto rendimiento. El fin: disponer de más potencial, a medio y largo plazo, para nutrir al primer equipo masculino. Dicho de otra manera: becar a los mejores para quedarse con ellos y no tener que pagar por jóvenes talentos.

La pregunta que se hacen algunos padres es: «Si la escuela de niños no daba rentabilidad, ¿por qué siguen pagando las niñas?». 

La estrategia del Valencia CF no ha tenido en cuenta, efectivamente, a la sección femenina, que cuenta con 11 equipos: 4 de fútbol 8 y 5 de futbol 11. Todos entrenarán el próximo curso en las instalaciones de la escuela Crack´s, tras decidir el club su traslado desde la ciudad deportiva de Paterna y el campo de Beniferri para centralizar esta parte de su escuela y porque en el centro privado «disponen de mejores medios».

Varios de los equipos femeninos juegan en ligas masculinas. Uno de ellos, el Alevín A, se proclamó vencedor de liga de su grupo la pasada temporada. Lo que significa que el club de Mestalla también quiere disponer del mejor vivero de mujeres futbolistas. «Algún día, la mayoría de estas chicas vivirán del fútbol», dijo en su día uno de los responsables de la cantera.

Como los chicos de la Academia, las jóvenes también son captadas por el Valencia CF por su red de ojeadores, con el objetivo de contar con las mejores futbolistas de la Comunitat Valenciana. Su mayor competencia es el Levante UD, club que mantiene el cobro a todos, niños y niñas, como la mayoría de clubes españoles. Precisamente, la entidad granota le ha lanzado un pulso al Valencia CF Femenino esta temporada. Ivana, hasta ahora la capitana blanquinegra, de sólo 23 años, ha fichado por el Levante UD. De Aielo del Malferit, llevaba 12 años en la cantera del VCF.

La obligación de pagar ha provocado reacciones en algunos padres. «Es increíble que exista esta discriminación en pleno siglo XXI, en plena lucha por la igualdad de género. El Valencia está discriminando claramente a las niñas», explica enfadado el padre de una canterana de uno de los conjuntos de fútbol 8. «¿Qué ocurre si una niña, pretendida por el club, se tiene que quedar en su equipo, porque su padre no puede pagarle la cuota en el Valencia CF? ¿Cómo le explicas que su amigo, o su hermano, sí que puede porque es gratis? Esa niña se sentirá discriminada por el simple hecho de ser una mujer y entenderá que el fútbol sólo es un deporte para hombres?», añade ofendido.

Los ingresos del Valencia CF por los cuotas de los equipos femeninos de fútbol 8 ronda los 80.000 euros, «calderilla para un club con un presupuesto de más de 100 millones», opina uno de los afectados. La gestión de la sección femenina corre a cargo de la Fundación del Valencia CF. Pero las chicas visten el mismo uniforme y lucen el mismo escudo que los chicos. Todos forman parte de la misma estructura. El Valencia CF cerró este año su acuerdo con ONU Women, firmado en 2015 por la entonces presidenta, Layhoon, para promocionar la igualdad de género. El club pagaba 300.000 euros, dinero que prefiere invertir ahora en la promoción de sus talentos femeninos en la escuela. El pasado miércoles, en el acto de presentación del Centenario, hubo representación de varios equipos masculinos de la Academia, con sus respectivos entrenadores, pero ninguna niña de la cantera. Ni ninguna jugadora del primer equipo.

En diciembre pasado, la decisión del VCF de no celebrar el derbi femenino ante el Levante UD en Mestalla provocó un enfrentamiento entre el club con Les Corts y con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. Esta criticó al club por no elegir Mestalla, como en la temporada anterior, para el encuentro. «Como vicepresidenta y como socia del Valencia, me gustaría que siguieran la senda de equiparar a sus dos primeros equipos a la hora de jugar en el campo de Mestalla y de otro tipo de consideraciones», manifestó.

La respuesta del VCF fue contundente. El club dijo entonces que dedicaba más porcentaje de su presupuesto (0,8%) que la Generalitat Valenciana (0,1%) a programas de igualdad de género. «El VCF recuerda que no tiene constancia de su asistencia –en referencia a Oltra– a los partidos del VCF Femenino y aprovecha para invitar a todos los representantes políticos a asistir», expresó en un comunicado.

 

Deporte: