Forofas

Acoso machista a periodistas que cubren el Mundial de Rusia

Tres casos en pleno directo

Tres mujeres periodistas han sufrido el acoso de aficionados durante la cobertura informativa del Mundial de Rusia 2018. La última ha sido la reportera brasileña Julia Guimarães, a quien un hombre trató de dar un beso en la mejilla cuando ella sostenía el micrófono para dirigirse a la cámara. Ocurrió mientras la periodista, que trabaja para el programa Globo Esporte, estaba informando sobre la previa del partido de este domingo entre Senegal y Japón. El aficionado se abalanzó sobre ella, que se apartó y le espetó: "No hagas eso. No vuelvas a hacerlo".

Antes que Guimarães, también sufrieron incidentes de este tipo la periodista colombiana Julieth González Theran, a quien otro hombre dio un beso en la mejilla y le tocó un pecho, y la reportera sueca Malin Wahlberg, a quien le dieron un beso en la mejilla, le pasaron el brazo por encima de los hombros e incluso la despeinaron mientras realizaba una conexión en directo, según la recopilación realizada por El País.

"No vuelvas a hacerlo. Nunca, ¿vale?", le dijo Guimarães al aficionado que trató de besarla, cuando ella se encontraba trabajando en Ekaterimburgo. Él se disculpó en dos ocasiones. Ella continuó: "No te he dado permiso. No es educado y no está bien. Nunca le hagas esto a una mujer", añadió Guimarães. "Respeta", finalizó ella. Poco después, describió lo ocurrido en redes sociales. "Es difícil encontrar palabras... ¡Por suerte, nunca he vivido esto en Brasil! Aquí ha ocurrido [ya] dos veces. ¡Triste! ¡Vergonzoso!", tuiteó este domingo la reportera, citando a su vez un mensaje difundido por el programa de televisión para el que trabaja, en el que calificaban lo ocurrido de "lamentable". 

González Theran, enviada especial a Moscú del canal de noticias en español de Deutsche Welle, fue la primera en ser acosada durante la cobertura de este Mundial. Ocurrió cuando se encontraba realizando una retransmisión en directo el día de la inauguración. Entonces, un hombre le dio un beso en la mejilla sin su consentimiento, mientras le tocaba un pecho.

Después, ella continuó informando sobre el ambiente previo al comienzo del evento deportivo y él se marchó, sonriendo. Fue la compañera de la reportera, desde el estudio, quien criticó lo ocurrido en antena. "Ya veo que los aficionados se toman la libertad de repartir besos sin pedir permiso", dijo, para pasar a preguntarle por la ceremonia de apertura y por el partido entre Rusia y Arabia Saudí. Fue después, también en las redes sociales, cuando González Theran reaccionó a lo ocurrido. "¡Respeto! No merecemos este trato. Somos igualmente valiosas y profesionales. Comparto la alegría del fútbol, pero debemos identificar los límites del afecto y el acoso", escribió en su perfil de Instagram.

La periodista sueca Wahlberg, que trabaja para el diario deportivo sueco Sportbladet —distribuido junto al generalista Aftonbladet—, también fue protagonista de otro desagradable incidente en plena conexión en directo en la previa del partido entre Corea y Suecia, mientras cubría la marcha de los seguidores de la selección sueca hasta el estadio donde se disputaba el encuentro.

Un aficionado le dio un beso en la mejilla sin su consentimiento y otro la rodeó con su brazo por encima del hombro e incluso le tocó la cabeza y la despeinó. "Me sentí incómoda cuando pasó. Pero esto no va sobre mí. Creo que en Aftonbladet lo ponemos en un contexto más amplio. Esto va de la gente que se toma la libertad de hacer cosas a las que no tiene derecho. No creo que sean conscientes de lo que están haciendo realmente y probablemente crean que es divertido, pero no lo es", lamentó Wahlberg al periódico noruego Verdens Gang (VG).

Etiquetas: