Forofas

Veintiuna personas detenidas por presuntos amaños en el fútbol femenino

Operación Cortes

Un total de 21 personas han sido detenidas en el marco de una operación policial desatada contra el amaño de partidos de fútbol en tercera división masculina y en primera división femenina y que se desarrolla en Andalucía y en Extremadura, según informaron fuentes policiales y se hizo eco El País. En la operación, que se ha denominado Operación Cortes y, al parecer, es continuación de la operación denominada Pizarro, que se desarrolló en febrero de este año, participan agentes de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Policía Nacional.

Los supuestos amaños investigados en esta operación afectarían a partidos de fútbol de tercera división, así como de la primera división femenina, según precisaron las mismas fuentes. Los detenidos, según fuentes judiciales, iban a pasar ayer mismo o, de no ser así, hoy “a disposición judicial”. En la operación Pizarro fueron detenidas 31 personas y fueron incautadas “considerables cantidades de dinero” a miembros implicados en la organización. En concreto, dicho dinero fue localizado en registros realizados en Barcelona y Albacete, según informó entonces la Fiscalía Provincial de Badajoz.

Dicha operación policial se enmarcó en las actuaciones iniciadas por el Juzgado de Instrucción 1 de Zafra (Badajoz), a raíz de una denuncia trasladada por la Fiscalía pacense en marzo de 2017. Dicha trama contaba con la colaboración “imprescindible” de ciudadanos chinos que funcionaban como “principales financiadores de dichas apuestas”. A la luz de la investigación realizada, dicha organización funcionaba de modo coordinado con tres niveles de actuación, entre los que estaban varios exjugadores profesionales.

Por su parte, la cadena COPE ha informado de que entre los detenidos figuran al menos tres jugadoras del Santa Teresa de Badajoz, las cuales fueron posteriormente puestas en libertad tras presdtar declaración ante la Policía.

La Federación Española de Fútbol ha hecho público el siguiente comunicado al respecto: "La Real Federación Española de Fútbol mantiene abiertos todos los cauces de colaboración e información con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y reafirma su compromiso decidido contra todas los comportamientos fraudulentos que puedan darse en el ámbito deportivo. La corrupción entre particulares, el amaño de partidos o cualquier conducta indebida que atente contra la integridad en la competición deben ser denunciados, perseguidos, y condenados por los Tribunales, en el ámbito de la defensa de los derechos de las personas y las instituciones.

La operación que desarrolla el Cuerpo Nacional de Policía, continuación de la que fue explotada en febrero de este mismo año, y conocida como Operación Pizarro, se desarrolla en el ámbito del secreto del sumario decretado por el Juez de Instrucción y exige la máxima prudencia, colaboración y respeto por nuestra parte. Mantenemos abiertos todos los canales de comunicación e información con la Policía Nacional y con LaLiga, y estamos atentos a cuantos datos y conclusiones puedan derivarse de tales actuaciones.

Así se ha referido a este caso Ana Muñoz, vicepresidenta para Asuntos de Integridad de la RFEF: "Somos conscientes del grave perjuicio que estas conductas producen entre los deportistas, la competición y los aficionados, intentando distorsionar y ensombrecer un deporte que siguen millones de personas y que se desarrolla habitualmente en términos de transparencia y fair play.

Pero cuando las conductas delictivas, si no mafiosas, interfieren en la competición debemos situarnos en un plano de absoluto rechazo, colaboración judicial y policial y dispuestos a adoptar cuantos mecanismos sean necesarios para evitar que campen por sus respetos. Estamos convenidos que la creación de un departamento de integridad, y la colaboración institucional ayudarán a que este objetivo sea posible".

Deporte: