Forofas

Laleh Seddigh, la Schumacher iraní

Primera mujer de su país en pilotar un coche de carreras

Irán.png

Laleh Seddigh, a bordo de su vehículo

A Laleh Seddigh se le conoce en su país, Irán, como 'la Schumacher iraní'. Y esto tiene un motivo concreto. Ha conseguido ponerse al volante de un auto de carreras contra todo pronóstico en un lugar como ese y en 2018 representará al país en el rally de Oriente Medio y África del Norte.

A pesar de ser noticia ahora, la carrera de Laleh al volante comenzó en 1997. Tras años de altibajos, se ha convertido en una de las mujeres más famosas de Irán. Logró adelantar a sus colegas masculinos no solo en la pista y se ha convertido en la campeona de Irán en carreras de coches. Ahora dirige el Comité de Mujeres de la Federación de Deportes de autos en su país y, en una entrevista con Sputnik, explica las dificultades con las que tuvo que lidiar en el camino.

"Al principio, los hombres no me veían como un rival. Por las peculiaridades culturales de nuestro país, aparecían situaciones conflictivas.

Incluso se puede decir que entre nosotros existía una competencia nada sana", explica.

Fue ella la primera mujer que, tras la Revolución iraní de 1979, compitió en una carrera de coches con hombres. "Incluso tuve que obtener un permiso para participar en las carreras", revela a Sputnik. Laleh se debía comprometer a no violar las normas religiosas e islámicas del país. El episodio se convirtió en todo un acontecimiento del que los medios de comunicación se hicieron eco.

Sin embargo, ante las dificultades que tuvo que afrontar en Irán, Laleh contó con el sostén de sus amigos y de su familia. Recibió de ellos el apoyo moral que necesitaba. También de sus patrocinadores.

"Mi ventaja estaba en que yo era la única mujer que llamaba la atención de los patrocinadores. Apoyan a los corredores que destacan por una cosa u otra. Y daba la casualidad de que yo era uno de esos".

Mucho ha llovido desde entonces y ahora Laleh está contenta con lo que ha logrado conseguir hasta el momento. "Ahora soy campeona nacional de automovilismo", subraya.

En el rally que se celebrará en Irán entre los países de Oriente Medio, será la única mujer. Espera que la competición le ayude a confiar más en sí misma.

En lo últimos años, asegura, la actitud de las personas hacia las mujeres en Irán ha ido cambiando a mejor. Muchos de los hombres que hasta ahora ni siquiera se habían dignado a mirarla, ahora se han convertido en sus mejores amigos, asegura. Hoy ayuda a las chicas jóvenes a iniciarse en el automovilismo y a no darse por vencidas, aunque reconoce que muchas lo dejan al cabo de un año o dos. Está convencida de que la familia y, sobre todo, el padre, juegan un papel principal.

"Si el padre se esfuerza en desarrollar las habilidades y los intereses de sus hijas, sin duda tendrán éxito. Confío en mi propia experiencia, en el apoyo de mi familia y en el importante papel que jugó mi padre", concluye.

Deporte: