Forofas

Cristina Gutiérrez, la primera española que terminó el rally Dakar

Recibe el homenaje de Burgos, su ciudad natal

nota26353_imagen23701.jpg

Cristina Gutiérrez, rally Dakar
Cristina Gutiérrez, rally Dakar

El Ayuntamiento de Burgos ha querido rendir homenaje a Cristina Gutiérrez, la primera mujer española en terminar el durísimo rally Dakar, nombrándola pregonera de las fiestas locales a sus 26 años de edad, por lo que esta burgalesa que tiene a gala serlo será una de las personas más jóvenes, si no la más joven, en inaugurar las fiestas de su ciudad.

Cristina participó por primera vez en el rally Dakar en el año 2017 e hizo lo que no logran muchos pilotos con mayor experiencia e historial: culminar la carrera junto a su copiloto, en este caso masculino, Pedro Lópea Chaves. Terminó en el puesto cuadragésimo cuarto de la clasificación general, en el sexto dentro de la categoría T1.S (prototipos derivados de serie) y en el quinto entre los pilotos debutantes.

La joven piloto no era una recién llegada ni mucho menos, ya que previamente había sido campeona de España de rallies durante cuatro años consecutivos.

El rally Dakar es una de las competiciones deportivas de mayor dureza y exigencia física que se conocen. Baste decir que en la edición de su debut, en el año 2017, con punto de partida en Asunción, capital de Paraguay, tuvo que superar pruebas especiales de más de 400 kilómetros de recorrido a una altitud superior a los 3.000 metros, con escasez de oxígeno y orientándose sólo con una brújula, ya que se prohibió a los pilotos la utilización de GPS. 

En total hubo de recorrer 9.000 kilómetros por zonas inhóspitas de Paragua, Bolivia y Argentina. En el camino se quedaron la cuarta parte de los que iniciaron la competición. Ella sí cruzó la meta.

cristina-gutierrez-dakar-2017-mascoche.jpg

Cristina Gutiérrez, rally Dakar
Cristina Gutiérrez, rally Dakar

“Estoy muy emocionada y un poco abrumada, porque han sido muchos días y muy intensos”, declaró a ABC al concluir la durísima prueba. Una acumulación de esfuerzo y tensión que Cristina acabó notando. “Las tres últimas etapas sí que han pasado un poco más de factura. En general todos los días han sido muy duros, con enlaces muy largos y muchas variaciones de temperatura, y el cansancio se dejaba sentir. El problema es que luego dormíamos poco; en cuanto podía dormir más de cuatro horitas, me recuperaba bien”, relata con satisfacción.

Siempre con la motivación y el ánimo al máximo, y muy bien arropada por el equipo DKR Raid Service, la piloto burgalesa sacó un gran provecho de su primera experiencia en el raid más duro del mundo. “Lo mejor ha sido el día a día, ir superando cada etapa.

Cada día he disfrutado muchísimo. Aunque hubiese problemas, siempre he sabido sacar la parte positiva, siempre con el apoyo de la gente que llevo detrás, que me ha animado para seguir luchando. Al final, eso era lo que me hacía levantarme cada día”, reveló. “En definitiva, todo ha sido precioso. He disfrutado de la gente, del ambiente, de los coches, de los competidores…”.

 

 

Deporte: