Forofas

"Glow", mujeres en el ring

La primera temporada de "Glow" fue todo un éxito en Netflix. Por eso, la serie que sigue la historia de un grupo de mujeres en el ambiente de la lucha libre femenina volvió al streaming con una segunda temporada que se estrenó el viernes. En una época en la que movimientos como #MeToo y Time's Up están cobrando fuerza para empoderar a la mujer, la serie regresa a la pantalla chica con personajes femeninos cuyos cuerpos, vivencias y formas de asumir la vida las hace sentir tan diferentes como fuertes.

   Inspirada en la breve pero memorable serie de los 80 del mismo nombre, "Glow" cuenta la historia de Ruth Wilder (Alison Brie), una actriz sin trabajo que trata de abrirse camino en Los Angeles en 1985, y que encuentra su última oportunidad de ser una estrella entre el brillo y la licra de la lucha libre femenina. Además de trabajar con 12 inadaptados de Hollywood, Ruth debe competir con Debbie Eagan (Betty Gilpin), una actriz de telenovela que dejó la industria para tener un bebé pero que terminó volviendo al trabajo al descubrir que su vida aparentemente perfecta no era lo que parecía. Sam Sylvia (Marc Maron), un director de cine B reconvertido, hará de guía de este grupo de mujeres, y tratará de llevarlas a la fama en la lucha libre.

   La segunda temporada sigue a las mujeres de Glow mientras se convierten en celebrities y se enfrentan a lo bueno, lo malo y las realidades más feas de su nueva fama. Mientras Ruth y Debbie se adaptan al día a día de hacer una serie de televisión juntas, tendrán que superar conflictos que han quedado sin resolver en el corazón de su amistad. Al mismo tiempo la lucha libre se hace más difícil y hay mucho más en juego.

   Antes de protagonizar "Glow", hacer teatro era lo más cercano a practicar un deporte para Alison Brie. Con sus músculos a tono, la actriz californiana asegura que la serie sobre luchadoras de Netflix ha cambiado su mentalidad. "La fuerza también es sexy en la mujer", afirmó. Junto a Betty Gilpin, su compañera de reparto y rival en la ficción, Brie habló recientemente en Berlín con un grupo de periodistas con motivo del estreno de la segunda temporada de la serie. "No se trata de estar súper delgada, sino de levantar peso, tener un cuerpo que te respond. Por eso amo la serie, nunca en mi vida he sido una persona atlética, y darme cuenta de mi poder desde un punto de vista físico ha sido apasionante", señaló.

Salto a la fama. Brie se dio a conocer con personajes secundarios en series como "Mad Men" (la dulce Trudy) o "Community" (la chispeante Annie). Pero "Glow" le regaló su salto a la fama y en el último año ha participado en películas como "The Disaster Artist", de James Franco, y "Los archivos del Pentágono", de Steven Spielberg.

   Betty Gilpin, conocida por series como "Masters of Sex" y "American Gods", coincide con su colega en que el mensaje de empoderamiento femenino que transmite "Glow" la ha contagiado personalmente. "He sido muy cruel conmigo misma. Solía tener una voz censora en mi cerebro que representaba la mirada machista y que es muy poco saludable", confesó. "Es nuestro trabajo, de las mujeres, ignorar esa voz y escuchar a las otras", añadió.

   La herramienta perfecta para hacer ese trabajo, en su caso, ha sido el trabajo con el cuerpo. "Especialmente en esta industria, donde tu cuerpo se considera un recipiente para una bikini", apuntó. "Con «Glow» me di cuenta de que los músculos de mis rodillas tienen que estar fuertes si quiero saltar o levantar peso, nuestro cuerpo es una herramienta poderosa si lo tratamos como tal", afirmó.

   La actriz señaló que un punto importante de esta producción de Netflix es que se muestran a muchas mujeres en pantalla alejándose de los estereotipos. "Es maravillosa la respuesta. La gente se ha emocionado por ver distintos tipos de mujeres y cuerpos representados en la pantalla. También considero que «Glow» da alegría y no proyecta un tipo especial de belleza, de cuerpo o mujer. Hay algo que puede identificar a todos", opinó.

   Sobre su personaje, Gilpin apuntó: "Debbie es una mujer feliz con su vida, pero tiene esta oportunidad. No quiere ser ama de casa y mamá de tiempo completo, porque se da cuenta que en cierto modo vivió una mentira. Eso me hizo dar cuenta de lo fuerte que es este personaje. Yo cumplí 30 el año pasado y con la edad te das cuenta que hay cosas que te van haciendo feliz y otras no, que debés ser leal a vos misma", reflexionó.

La trastienda. Las actrices no quisieron revelar demasiado acerca del contenido de la nueva temporada. "Retomamos unas semanas después de donde lo dejamos en la primera y vemos la trastienda del espectáculo de la lucha femenina", subrayó Gilpin. "También veremos como Ruth y Debbie tratan de mantener su amistad, pero evitando el trance de hablar abiertamente sobre lo ocurrido, lo cual tendrá serias repercusiones", agregó. Lo "ocurrido" es fuerte: en la primera temporada Debbie descubrió que Ruth tuvo una aventura con su esposo.

   Brie, por su parte, contó que su personaje tiene que enfrentarse a la soledad, al estar alejada de sus amigas, y cuenta con menos escenas de lucha, lo que también supuso para Ruth un "reto emocional". Mientras tanto, Sam, el malhumorado director de cine clase B que en la primera temporada era el único varón entre 14 mujeres, estará más acompañado en esta nueva tanda de episodios, que contará con un nuevo personaje masculino. También habrá una nueva luchadora, a la que dará vida Shakira Barrera. Por lo demás, seguirá habiendo mucha laca, purpurina y música ochentera en esta serie, que lleva el sello creativo Liz Flahive ("Homeland" y "Jackie") y Carly Mensch ("Jackie", "Orange Is The New Black" y "Weeds").